ÁMBITOS DE ESPECIALIZACIÓN

Además del tratamiento de la lesión, nuestra forma de trabajar se focaliza en encontrar el factor desencadenante de la lesión y, junto con el paciente, diseñar un plan de tratamiento individualizado a medio/largo plazo para lograr una completa recuperación y evitar o minimizar posibles recaídas

Lesiones y cirugías deportivas

Persona con muletas

Hemos tratado a numerosos pacientes con diversas patologías como hernias discales, tendinopatías, bursitis, prótesis, pacientes con problemas musculares… 

En este tipo de patologías es muy importante que el paciente entienda su lesión y pronóstico. No todas las lesiones son recuperables a corto plazo y es fundamental entender cómo se va a desarrollar la lesión.

Por ejemplo, las hernias discales suelen ser lesiones recuperables a lo largo de varios meses y no por ello hay que creer que no se está mejorando, sino entender que el nervio es una estructura que se recupera de forma más lenta que un músculo o ligamento.

Lesiones traumatológicas

Neck Brace

 

Tenemos amplia experiencia en el tratamiento de pacientes que han sufrido accidentes de tráfico. El latigazo cervical suele tener como síntomas más habituales dolor cervical, mareos y cefaleas. Con terapia manual y si es posible con punción seca se consigue minimizar estos síntomas y disminuir el tiempo de recuperación

Accidentes de tráfico

TÉCNICAS Y METODOLOGÍAS

PUNCIÓN SECA

La punción seca es una técnica de tratamiento que utilizamos algunos fisioterapeutas formados en ello para poder tratar lesiones musculares.

El objetivo de la punción es abordar los Puntos Gatillo Miofasciales (PGM). Estos, son nódulos hiperirritables dentro de una banda tensa muscular (contractura).

Estos PGM tienen la característica de provocar el denominado dolor referido (dolor en zonas alejadas al PGM), por ello, muchas veces notamos el dolor en una zona del cuerpo pero el foco está en otra diferente.

 

No se emplea ningún agente químico y es importante distinguirla de otras técnicas invasivas en las que se infiltra alguna sustancia. Con la punción seca introducimos una aguja de una determinada longitud (dependiendo de la profundidad y grosor del músculo a tratar) y estimulamos el PGM. Con ello, conseguimos que se produzcan espasmos musculares y posteriormente la inhibición del PGM y la consecuente relajación del músculo.

 

Es una técnica muy efectiva y los resultados se suelen notar a las 24-48 horas después de su aplicación.

 

Debido a la punción, las 24-48 horas posteriores a la realización de la técnica aparece el denominado dolor postpunción. Este es debido a que el músculo se ha estimulado e irritado durante la técnica y nuestro cuerpo tarda alrededor de 1 o 2 días en repararlo. No debemos preocuparnos si durante estas 24-48 horas notamos dolor, pesadez o debilidad en la zona de la punción ya que es totalmente normal.

 

Esta técnica es especialmente efectiva en diferentes patologías como

  • Tendinitis

  • Contracturas

  • Cefaleas

  • Mareos

  • Fascitis

El Concepto Maitland® nace en 1962 en Australia gracias al fisioterapeuta Geoffrey Douglas Maitland. Esta metodología de tratamiento se basa en la combinación del razonamiento clínico junto con la terapia manual permitiendo un abordaje global de la patología o disfunción.  El Concepto Maitland® es muy efectivo en caso de trastornos articulares, musculares y nerviosos, ya que el mismo no sólo consiste en la aplicación de técnicas manuales si no que las mismas las fundamenta en el razonamiento clínico y la CIF (Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud) permitiendo un abordaje global de la patología o disfunción.

 

La metodología parte de una entrevista detallada sobre el estilo de vida del paciente, historia médica, lesiones previas, actividad deportiva, medicación…con ello obtenemos toda la información necesaria para que el tratamiento pueda ser individualizado. No existen protocolos de tratamiento, sino que nos adaptamos a la situación actual y características de cada uno de los pacientes.

 

La segunda parte es la exploración física, en la que se obtiene toda la información para crear el plan de tratamiento. Durante la exploración física inspeccionaremos la postura global del paciente para determinar la existencia de posturas antiálgicas (posturas que adoptamos inconscientemente para evitar el dolor), haremos test de fuerza muscular para valorar posibles deficiencias o asimetrías entre los dos lados, examen neurológico, palpación de tejido blando y realización de movimientos activos o gestos deportivos en el caso de dolor durante la práctica deportiva…

 

Con toda esta información se define un plan de tratamiento individualizado basado en terapia manual y ejercicio activo personalizado que permitirá obtener resultados mucho más óptimos.

CONCEPTO MAITLAND®