top of page
Buscar
  • Foto del escritorEva Valeiro Temprano

La importancia del pie en las lesiones de las articulaciones de carga

En el mundo de la fisioterapia, la importancia del apoyo del pie en las patologías de las articulaciones de carga es un tema de discusión constante.


Las articulaciones de carga son fundamentales en nuestra estructura musculoesquelética. Son las responsables de soportar el peso del cuerpo y permiten el movimiento en los miembros inferiores. Algunas de ellas y las más conocidas por todos son las caderas, las rodillas y los tobillos. Estas articulaciones trabajan de forma coordinada para soportar las fuerzas que se generan durante actividades como caminar, correr y saltar.


Definición y función de las articulaciones de carga: Estas articulaciones son complejos biomecánicos que soportan el peso y facilitan el movimiento. Su estructura específica, que incluye cartílagos, ligamentos y fluidos sinoviales, les permite absorber impactos y distribuir las cargas de manera eficiente.


Patologías más comunes en las articulaciones de carga:

  1. Osteoartritis: La osteoartritis es una de las afecciones más prevalentes que afectan a las articulaciones de carga. Se caracteriza por la degeneración del cartílago articular, lo que conduce a dolor, rigidez e inflamación.

  2. Tendinopatías: Estas condiciones se refieren a la inflamación o degeneración de los tendones, que son estructuras esenciales en la función de las articulaciones de carga. Las tendinopatías pueden ser causadas sobreuso, mal uso o desuso entre otras causas.

  3. Lesiones de menisco en la rodilla: Las lesiones de menisco son comunes, y pueden causar dolor significativo y limitación en la movilidad así como sensación de bloqueo o inestabilidad.


Factores de Riesgo y Prevención

Varios factores de riesgo contribuyen al desarrollo de estas patologías, incluyendo la edad, el sobrepeso, el estilo de vida sedentario y ciertas predisposiciones genéticas. La prevención es crucial e incluye la gestión del peso, el ejercicio de fuerza, y técnicas adecuadas de entrenamiento.


La importancia del apoyo del pie:


El apoyo del pie juega un papel crucial en la salud de las articulaciones de carga. La estructura y función del pie influyen significativamente en la forma en que se distribuyen las fuerzas a través de las articulaciones durante el movimiento.


El pie actúa como punto de apoyo fundamental durante la locomoción y una buena mecánica del pie es esencial para mantener un alineamiento adecuado del cuerpo y evitar el estrés inadecuado en en las articulaciones superiores.


Impacto del apoyo del pie en las articulaciones de carga

Una biomecánica inadecuada del pie puede llevar a una distribución desigual de estas fuerzas, lo que a su vez puede generar un cambio en los puntos de apoyo de las articulaciones superiores, como en las caderas, rodillas y columna la vertebral.


Por ejemplo, una pronación excesiva (colapso del arco interno del pie) puede causar una rotación interna de la tibia y la cadera, alterando la biomecánica normal y aumentando el riesgo de lesiones.


La forma en que el pie absorbe y distribuye el impacto puede influir en el desarrollo de patologías anteriormente habladas como la osteoartritis de rodilla. Estudios han mostrado que una mala alineación del pie puede aumentar la carga en el compartimento interno de la rodilla, un factor de riesgo conocido para la osteoartritis.


Además, un soporte inadecuado del pie no solo afecta las articulaciones de carga, también puede influir en la postura general y el equilibrio. Esto puede llevar a una cadena de compensaciones en todo el cuerpo, resultando en dolor y disfunción en otras áreas como la espalda baja y los hombros.



Tratamientos y Adaptaciones para Mejorar el Apoyo del Pie

  1. Calzado Adecuado: Elegir un calzado que se   adapte a la forma del pie es fundamental, evitando el calzado con la puntera estrecha .

  2. Ejercicios de Fortalecimiento y Flexibilidad: Los ejercicios específicos para fortalecer la musculatura del pie. Estos pueden incluyen por ejemplo: ejercicios de elevación del arco plantar y  fortalecimiento de la musculatura del tobillo y la parte inferior de la pierna. También los ejercicios de equilibrio y coordinación pueden mejorar la función general del pie.

  3. Terapia Manual y Técnicas de Movilización: En algunos casos, la terapia manual puede ser útil para mejorar la movilidad y función del pie. Técnicas como la movilización de las articulaciones y la manipulación pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar el movimiento.


Al abordar estos aspectos, se puede lograr una mejora significativa en la función del pie y, por extensión, en la salud de las articulaciones de carga. Estas estrategias de tratamiento y adaptación no solo ayudan a aliviar los síntomas existentes, sino que también juegan un papel crucial en la prevención de futuras lesiones y patologías relacionadas con las articulaciones de carga.

9 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page